Las marcas son la nueva mitología

En algún momento llegamos a pensar que teníamos compañías que vendían productos alineadas a un diseño o propósito en particular. Hoy tenemos el mucho más complicado y nebuloso concepto de la marca.  

Escribir éste análisis no es coincidencia, proviene de un conflicto interno que nace tras haber impartido varias clases sobre “branding”  – la creación o construcción de marca – y quedar con un sabor agridulce en la boca porque es un tema que siendo aparentemente un tema corporativo, responde a un comportamiento humano ancestral, verás. Continue reading “Las marcas son la nueva mitología”

Asfixia

Reina de todas mis noches, no dejes de dolerme.

Por lo que más quieras, no permitas que la paz se postre definitivamente entre nosotros. Grítame, enfádate, ódiame pero ámame sutilmente… No tanto como para destruirme ni tan poco como para arrullarme.

Te confieso; soy amante de tu drama y fanático de la lectura de tus gestos. Soy un aprendiz incansable de tus mensajes subliminales, de tus silencios y tus gemidos. Te respiro en cada beso y te exhalo en cada orgasmo.

Te confieso también que me dueles bastante. No es reproche, adoro tus maltratos más consciente que inconscientemente.

No creas que no me doy cuenta de cómo afilas tus palabras asesinas que cortan los pilares que sujetan a mi autoestima.

No dejes de doler, pero tampoco des por ganada está guerra.

No, mi cielo; cuando pienses que estoy dentro estaré fuera.

Cuando pienses que estoy quieto, estaré planeando mi fuga.
No dejes de dolerme, pero baila conmigo esta coreografía interminable lucha de poderes.

Está asfixia alternativa que me regalas me da vida, vida mía.

Tus historias aburridas

Cuando me cuentas tus cuentos, me aburro.

Perdón amor, pero tus historias carecen de relevancia y casi siempre son enfados sin sentido. Por ésta razón es que cuando te enfadas conmigo, me río, porque es otro más de tus corajes infantiles.

Pero espera, no me río en son de burla, me río en son de gozo.

¡Amo ser culpable de tus enfados sin sentido!

¿Tiene sentido lo que te estoy diciendo?

No te hagas la víctima ni la ofendida, mi niña, me entiendes perfectamente. No creas que no me doy cuenta cómo te aburren mis poesías. Piensas que son dramáticas, que representan mi debilidad y eso te molesta. Pero amas ser parte de ellas.

Te encanta cuando escribo sobre tus ojos, sobre tu cuerpo, tu sonrisa o tu alma. Amas también mis poemas de despecho, en las que escribo cómo me haces odiarte de vez en cuando.

¿Será ego o será amor del bueno?

Da igual. Pero sonríe mi hermosa protagonista, sonríe porque te he escrito algo nuevamente. Ah, por cierto, cuéntame otro de tus enfados sin sentido.

Te prometo

Te prometo

Si decides que no quieres.

Si decides que no quieres tomar el riesgo de enamorarte de mi.

Si decides no escuchar a tus entrañas que te ruegan que corras por un beso mio y no te desprendas, no te culpo. Te comprendo.

Si mis inseguridades y desplantes de niño son más fuertes que lo surrealista que es cuando hacemos el amor y decides alejarte, no te culpo… Te comprendo. Continue reading “Te prometo”

El año más maravilloso de mi vida, ha sido una mierda.

 

Es fácil dar gracias por lo que te ha dado la vida, pero he encontrado una herramienta particularmente útil. Los estúpidos recuerdos de facebook, “un día como hoy”.

Precisamente un día como hoy, pero del 2016 me desperté entre incrédulo y aterrado en Madrid, con mi “familia española adoptiva”. Continue reading “El año más maravilloso de mi vida, ha sido una mierda.”

Nomas pa’ valientes

Sería fácil no escribir.
Pero el decido vencer el miedo a ser juzgado … A fracasar.

Sería fácil no cambiar de ciudad.
Pero el decido vencer el miedo de salir de mi zona de confort … De no encajar.

Sería muy fácil no quererte.
Pero si me aterra que me lastimes.
Aunque estés lejos y todo se vea complicado.
Aunque mis padres están divorciados y el amor parece ser una tontería.
Él decidió vencer mis misies.
El decidió quererte.

Él tomó decisiones valientes … Él hizo locuras.

Querer es una decisión para valientes … O locos.