Querer para principiantes


Es tan sencillo, en realidad.

No hay titubeos.

No hace falta darte cuenta Como descubre un grano frente al espejo.

Querer es algo que és. No es algo que está

Querer a alguien, pensando en pareja … Es una estafa.

Nos creamos la idea de querer a alguien significa: Querer a esa persona a nuestro lado.

Como perritos falderos, como llaveros o iPhones.

Querer no conoce la propiedad, ni espera un retorno.

Querer es un regalo, porque no todos saben querer.

Algunos no pueden querer … y lo intentan toda la vida.

Así que cuando quieras a alguien, de las gracias y piensa:

Que rico es querer

Querer es más rico que el sexo, la cerveza y los tacos, combinados.

Querer es un manjar de los frutos que alimentan al alma.

 

Querer es algo que nadie puede arrebatar. Ni siquiera la persona a la que quieres.

Te puedo mandar a la mierda, puedes equivocarte, arrepentirte, puedes perder una esa persona para siempre … y quererle más que nunca.

 

Cuidado, el querer no es culpable de tus miserias.

No cometas el error de poner tus desgracias a su nombre.

Cuando tú sufres, sufre el ego. Sufre el miedo a la soledad. Sufre su necesidad de sentirte acompañado. Sufre su necesidad de ponerle nombre a su cariño.

“Te presento a mi pareja”

Nos encanta ir por el mundo alardeando que no estamos solos.

Por la calle, con la familia y los amigos, en redes sociales, viajando.

Foto en las montañas, foto en la playa, foto del beso, foto con el sobrino … foto, foto, foto.

 

Somos tan idiotas que pensamos que el querer “se nota”.

Mira que enamorados

“Se nota que se quieren”

 

Todo lo contrario.

El querer se calla, el querer se esconde, se cuida silenciosamente.

El que quiere suelta y no necesita gritarlo, ni retratarlo y colgarlo en una pared … con sentirlo le basta.

El que quiere es tan virtuoso que sonríe cuando su querido quiere, aunque quiera a alguien más.

De eso se trata querer.

Cuando quieres, tienes algunas obligaciones:

Deberás dejar ir.

Deberas dar gracias de poder sentir lo que sientes.

Honrarás la libertad sobre todas las cosas.

Deberás seguir queriendo, y nunca querer como excusa para querer seguir viviendo.

Por cierto, te quiero


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *